HOMENAJE EN LA FRATERNIDAD: VÍCTOR RAÚL


Por: Víctor M. Ibáñez Avalos.


Reproduciendo el título original del famoso libro biográfico, escrito por el piurano, Felipe Cossío del Pomar, en 1961, rendimos homenaje al Maestro Indoamericano, Jefe y Fundador del APRA, refiriéndonos básicamente a sus años iniciales, especialmente, de su niñez, en el distrito de Moche.

En la ciudad de Trujillo, nació un 22 de febrero de 1895. A lo largo de sus 84 años de vida fecunda y lúcida longevidad, de generar el movimiento político más importante del Perú y América, y además, de dejar un legado de integridad y moralidad reconocidos por todos, falleció en la ciudad de Lima, el 2 de Agosto de 1979.

I.- LA FAMILIA HAYA DE LA TORRE

El hogar conformado por don Raúl Edmundo Haya y Cárdenas, natural de Cajabamba (Cajamarca) de 32 años de edad y doña Zoila Victoria de la Torre y Urraca de Cárdenas Carrillo, de 30 años de edad, natural de Trujillo, se vio conmovido por el nacimiento del primogénito, que bautizaron con el nombre de Víctor Raúl; Víctor, por el segundo nombre de su madre Victoria, y Raúl, por el primer nombre de su padre, finiquitando la disputa familiar-que era común-, por el nombre del futuro revolucionario, según lo manifiesta, Luís Alberto Sánchez en su obra:"Haya de la Torre o el Político" publicada, por primera vez, en Santiago de Chile en 1934, cuando el líder aún no cumplía los cuarenta años, por lo general, las biografías se escriben y publican cuando los personajes han muerto y después de varios años. El caso de Víctor Raúl era singular, púes, esos años, soportaba una dura persecución del gobierno dictatorial de Benavides que le había puesto precio a su cabeza, “vivo o muerto” y su amigo, el también joven escritor, Sánchez, decide ayudarlo optando por rendirle homenaje, escribiendo y publicando parte de su biografía, desde Chile, en donde se encontraba deportado.

Los datos biográficos del líder aprista, nos enseñan, que nació en la casona, de propiedad de su abuelo materno, Agustín de la Torre y Urraca - Sáenz, ubicada cerca de la Plazuela San Agustín, en la actual calle Mariscal de Orbegozo Nº 652, hoy es local de la policía nacional y al cumplir los trece meses de nacido, en julio de 1896, la Familia Haya de la Torre se trasladó a la casa heredada por la madre, ubicada en la calle Ayacucho Nº 852, antiguo barrio de San Lorenzo. Actualmente, el inmueble se conserva en propiedad de uno de sus familiares. Sin embargo, en su Partida de Nacimiento Nº 108 que se conserva en los Registros Civiles de la Municipalidad Provincial de Trujillo se lee que "el día 20 de Julio de 1895 a las 12 del día se presentó Don Raúl E. Haya, domiciliado en la calle Libertad Nº 140 y manifestó un varón nacido el 22 de Febrero del año en curso a las 02.04 p.m. en el domicilio indicado". Para no entrar en contradicción o polémica con los ilustres biógrafos del líder Trujillano, cabe recordar que la antigua calle Libertad, cambió de nomenclatura por el de Mariscal de Orbegozo en años posteriores.

Es indudable que su nacimiento, significó una nueva etapa en la historia del país. Su cuna fue hogar de clase media acomodada, aun cuando por esa fecha, Don Raúl Edmundo había perdido capacidad de ingreso económico, sin embargo, mantenía su status social, como familia de viejo abolengo. Había sido contador, profesor, en alguna oportunidad diputado y periodista, fue co-fundador del diario La Industria junto con el comerciante salpino, Don Teófilo S. Vergel, que el 8 de Noviembre de 1895 apareció por primera vez en las calles trujillanas, y según se afirma, con la esperanza de que “su vástago mayor, alguna vez, ejerciera la labor periodística”. Don Raúl Edmundo, fue su director entre 1895 y 1900, descendía de don José de la Haya y doña Jacoba de Cárdenas y Urdapilleta de Haya, maestros de escuela. En edad madura, contrajo matrimonio con Zoila Victoria, el 28 de Abril de 1894 en la Iglesia San Agustín de Trujillo. Esta hermosa señorita tenía como padres a Don Agustín de la Torre y Urraca-Sáenz de Zárate, hijo del prócer de la Independencia, Don Jerónimo de la Torre y Gonzáles de Noriega, uno de los firmantes del Acta de la Independencia de Trujillo, ocurrido el 24 de diciembre de 1820 y como madre a Doña Francisca de Paula de Cárdenas y Carrillo, conforme se pude apreciar en sus ascendientes más cercanos, la pareja resultaba emparentados, primos hermanos terceros, entroncados por la familia de Cárdenas, descendientes de prominentes familias de terratenientes trujillanos, por esta razón es que Don Raúl Edmundo, tuvo que batallar duro para conseguir la aprobación de la familia y poder desposar a Zoila Victoria.

II.- LOS HERMANOS DEL JEFE

En la familia Haya de la Torre al año siguiente nació José Agustín mas conocido como “CUCHO”, su hermano de lucha y compañero de mil jornadas, que en julio de 1932, en plena Revolución de Trujillo, asumió el cargo de Prefecto de la Revolución y después en 1934, durante la primavera política impuesta por el Mariscal Oscar R. Benavides fue director del Diario El Norte, incluso llegó a ser Diputado por la Libertad.

Poco después, la familia aumentaría con el nacimiento de sus dos hermanas, primero Zoila y luego Lucía y finalmente, Edmundo Jesús “PIÑO”. Su primera hermana, Zoila, falleció en Lima, el 19 de diciembre de 1956, se había casado con Oscar Leguía Iturregui, quien fue hijo de don German Leguía y Martínez y Lucia, se caso con el escritor, José Félix de la Puente y Ganoza.

Económicamente, el matrimonio Haya de la Torre, tuvo serias dificultades, a tal punto que el 20 de noviembre de 1900 en acuerdo con Teofilo Vergel, su socio comercial, vendieron el periódico La Industria a don Miguel F. Cerro. Poco después, al morir su suegro, la economía de don Raúl Edmundo, se agudizó aún más, por la línea materna, como era tradicional, la herencia fue para el hijo mayor y la de Zoila Victoria era muy pequeña. Con Teofilo Vergel por los años de 1909 fundaron una compañía pequeña dedicada a impresiones, un año después la firma quebró y el padre de Víctor Raúl tuvo que emplearse como contador del rico hacendado azucarero, Víctor Larco Herrera.

III.- LA INFANCIA DE VICTOR RAUL

En las biografías oficiales del gran líder Indoamericano, escritas especialmente por Felipe Cossío de Pomar y Luis Alberto Sánchez, no se mencionan, que el niño Víctor Raúl realizó sus estudios iniciales en la preparatoria antes de ingresar al Seminario de San Carlos y San Marcelo, en el antiguo local que hoy es el Colegio Santa Rosa de Trujillo, bajo responsabilidad de las madres dominicas, (entre los 4, 5 y 6 años de edad aproximadamente), y allí asistían los hijos de las familias de rango aristocrático del Trujillo señorial de esa época. La religiosa y profesora Ana María Bueno Rojas, recuerda que “Raulito” – así lo llamaban- “sacaba las mejores calificaciones y era un niño virtuoso que participaba en todo lo que era justo, era disciplinado, travieso, pero no malcriado. Su profesora fue la madre francesa Pier”.


La foto data de 1907 (revista semanal peruana Presente, director Andrés Townsend Ezcurra, 22 de diciembre de 1956 Nº 3, Lima Perú.), el niño Haya ya estaba en los 12 años y participaba en la Estudiantina, grupo musical escolar que dirigía el maestro José Tejada.



IV.- LA INFLUENCIA TELÚRICA DE MOCHE

Como un aporte a la investigación biográfica del fundador del APRA, debemos indicar, pocos lo saben, que en su primera niñez, Víctor Raúl, frecuentaba permanentemente los pueblos aledaños a su ciudad como Moche, Huanchaco y Salaverry. El propio Víctor Raúl cuenta que el único hermano de su padre, Don Samuel Octavio Haya, llegó a ser cura del distrito de Moche, mas conocido entonces como “Villa de Santa Lucía”, por ese parentesco y por el atractivo telúrico que ejercía la tierra mochense entre los seis y ocho años de edad pernoctaba en el convento parroquial, que por esa fecha estaba ubicado a un costado de la iglesia, junto a la antigua escuela primaria de mujeres N° 260 en plena Plaza de Armas.

El niño Víctor Raúl era llevado por su familia a pasar las temporadas veraniegas, desde diciembre hasta marzo, en que generalmente duraba la estación por el fuerte calor imperante, cuando no podía ir a Huanchaco o Salaverry. Los viejos mocheros contemporáneos suyo, lo recuerdan que acostumbraba a jugar “las Cintas”, con el que se iniciaba las fiestas carnavalescas y en donde las familias, amigos, hombres y mujeres del pueblo, se reunían portando cintas de colores distintos y la pareja que resultada con igual color, resultaban compadres, Así fue que tuvo “numerosos compadres y comadres”, como Don Paulino Azabache, Rosa y Zoila Ñique, Alejandro Asmat, Francisco Azabache, su amigo mas cercano le decía “Gringo”, así como Eugenio de la Cruz Rosales, Pedro Fernández, Isidro Ñique y muchos más.

En Moche, al niño Víctor Raúl, le gustaba jugar a los “Botecitos de Papel”, en la acequia principal que cruzaba el pueblo, así como jugar a “las pocitas” y en alguna oportunidad hizo de “juez de aguas”, distribuyendo el agua a los surcos que construían los niños.

Don Francisco Azabache Ñique ha relatado, que cuando él tenía de 4 a 5 años había nacido Víctor Raúl en Trujillo y recién nacido, su familia lo trasladaba a Moche y su mamá Rosa Ñique, le servia de nodriza, amamantando al bebe Víctor Raúl, pues Doña Zoila Victoria, tenía dificultades para darle de lactar y por el especial cariño que le tenia la familia Haya de la Torre, le solicitaban para suplir esta función maternal

V.- SAN ISIDRO “EL LABRADOR” : EL PATRON DEL PUEBLO.

.

En Moche, también fortalecería su fe católica, el mismo Víctor Raúl cuenta que, sentía gran devoción por “San Isidro Labrador”, santo español, que según cuentan, era agricultor y su fe en Dios le permitía mejorar sus siembras y cosechas, que ha inspirando al pueblo mochense el amor al suelo, al terruño, a la siembra y que jubiloso esperaba la llegada del 15 de mayo, para celebrar su fiesta, participando en la colorida procesión acompañada de la tradicional “Danzas de los Diablicos” y regalaba la fruta, que los agricultores proporcionaban para esa fecha, en agradecimiento por las buenas cosechas realizadas, que el pueblo le atribuía a la bendición del santo español. Incluso le gustaba degustar el plato de liturgia, típico de moche, llamado “BODA”, que era una sopa teóloga hecha a base de pan y caldo de gallina o pavo, acompañado de una gran rosca de manteca, elaborada en el propio pueblo.

VI.- EL PRIMER AMOR DE VICTOR RAUL

Finalmente pocos conocen que los primeros sentimientos amorosos hacia el sexo opuesto surgieron en este pueblo; y que sentía una gran admiración por Marcela Espíritu, de quien dicen sus contemporáneas se había quedado prendado, atraído por su belleza, a pesar de tener unos años más que él, el propio Haya, en recuerdos nostálgicos lo ha referido, en varias oportunidades, como “la mochera buenamoza”, de igual modo, pocos años después, en plena juventud, estuvo a punto de casarse con una joven mochera, según los registros del Juez de Paz del pueblo, que por razones de estudio, la chica emigro a la Argentina y Víctor Raúl, por esos años, 1917, viajo a Lima a continuar estudios universitarios y marcar su rumbo ideopolitico.

VII.- FINAL

Escribir la biografía completa del gran ideólogo del aprismo es realmente casi imposible, por la secuencia de hechos inéditos que se desarrollaron a lo largo de su fructífera existencia, sin embargo, en esta fecha tradicional y en homenaje a los mocheros contemporáneos de Víctor Raúl y a u propio pueblo, siempre leal a su doctrina, he querido recordar alguno hechos de su niñez pocos conocidos, que no se encuentran en sus biografías oficiales y que quizás pronto pueda publicarse un libro, con el detalle mas acucioso de la relación de Haya de la Torre y el pueblo mochero, cabe recordar que siendo Presidente de la Asamblea Constituyente en 1978, hizo su ultima visita al pueblo de Moche, inclusive, allí comulgó, recibiendo la bendición del padre de ascendencia francesa, Emilio Lefevre, entonces párroco del distrito, así como pronuncio un esclarecedor discurso en el local del núcleo educativo, a donde asistió para apadrinar la promoción que llevaba su nombre, próximamente publicaremos íntegramente el texto, como testimonio de su cariño por el pueblo mochero.

En los ultimas horas de sus existencia física del 02 de agosto de 1979, Haya de la Torre, al borde la muerte, exclamaba, a su secretario personal que lo asistía, Jorge Idiaquez, ¡ Pronto estaré en Moche!. ¡Pronto estaré en Moche!. ¡Pronto estaré en Moche!...Tres días después, aunque no figuraba en el programa oficial de las exequias del líder fundador y padre benefactor del pueblo, los fornidos mocheros, en la curva de la vía a Salaverry, luego de un breve pugilato con la brigada limeña, se apoderaron del féretro y condujeron el cuerpo yaciente de su hijo mas querido, antes de llegar a Trujillo, ingresaron a Moche, para despedirlo y unírsele para siempre. Recuerdo que uno de ellos, con ojos lloroso, me dijo: ¿Yo lo he cargado en vida, ahora quiero cargarlo de muerto!.

BALANCE Y PERSPECTIVAS DEL PROCESO ELECTORAL REGIONAL Y MUNICIPAL DEL 19 DE NOVIEMBRE DEL 2006: LA DEBACLE ELECTORAL DEL PAP




Por VICTOR IBAÑEZ AVALOS
Los Resultados son contundentes, en la ciudad histórica y mártir del Partido Aprista Peruano, Trujillo, ha sido derrotado estrepitosamente, como nunca antes, casi 60% contra 30% en votación valida del proceso electoral del pasado domingo 19 de noviembre del presente año, de igual manera, en el populoso distrito de La Esperanza, el de mayor población de la Región, el candidato aprista, abogado, WILMER SANCHEZ, también fue derrotado, aunque ajustadamente, pero 10 días antes del proceso electoral, era improbable una derrota aprista, el candidato de ALIANZA PARA EL PROGRESO, Ing. Civil, DANIEL MARCELO, era elegido nuevo alcalde distrital; hasta esa fecha, la Provincia de Trujillo y el distrito de la Esperanza eran fortines inexpugnables del APRA, nunca antes había perdido una elección electoral municipal.
MOISÉS ARIAS FUE DERROTADO EN CASI TODO LA PROVINCIA Y EN SU PROPIO DISTRITO
Si hacemos un poco de historia electoral, en la década del fujimorismo (1990-2000), en Elecciones Presidenciales del año 1995 con Mercedes Cabanillas y el 2000 con Abel Salinas, como candidatos presidenciales, fuimos derrotados, aunque muchos dirigentes y militantes trujillanos apristas se niegan a reconocerlo y recordarlo, pero, en comicios ediles nunca, siempre fuimos ganadores, y con cifras electorales que facilmente han superado el 60%, desde los años 80, en que se realizaron las primeras elecciones municipales, despues de la larga dictadura militar (1968-1980), salvo la ultima y quinta reelección municipal de José Murgia en el 2002, que saco 42%, era un cifra preocupante, porque advertíamos que poco a poco se perdía electorado, aumentaba los electores, pero los votantes por el PAP no subía, se mantenía, peligrosamente, estancada y lo peor es que la dirigencia aprista no hacia nada por revertir estas cifras, se contentaban con lo obtenido.
Lo más curioso de este último proceso electoral municipal - regional es que, en casi todos los distritos de la provincia de Trujillo, con excepción de Salaverry y en Florencia de Mora - solo gana el candidato distrital del PAP, Wilson Toribio – pierde el candidato del Partido Aprista, Econ. Moisés Arias Quezada, ha sido vencido, incluyendo, en su propio distrito de Víctor Larco, donde, supuestamente, gracias a su “exitosa gestión como Alcalde” – él mismo se proclamaba alcalde exitoso - era casi seguro que la población mayoritariamente iba a darle su voto, inclusive, hizo circular una “encuesta” donde aparecía que el 60 % de la población bonaerense le endosaba el voto, craso error, el candidato César Acuña Peralta de Alianza para el Progreso, le lleva mas de 30 puntos de diferencia, el candidato distrital del PAP, Carlos Rosario Armas, también fue derrotado. ARIAS no fue la locomotora electoral que se esperaba, a diferencia de su principal opositor, que si arrastro al triunfo a muchos de sus candidatos distritales, como el caso de Daniel Marcelo, que por cuarta vez, sin éxito, se presentaba al sillón edilicio distrital esperancino.
Duele decirlo y escribirlo, pero esa es la realidad y que muchos apristas aun no salen de su asombro, las preguntas son: ¿Que ha pasado y quienes son los responsables de esta derrota? ¿Pudimos tener mejor candidato provincial?. ¿No fue correcto el programa o plan de gobierno expuesto por el candidato Moisés Arias? Y lo más importante ¿Que hacer en el futuro, para recuperar los gobiernos provinciales y distritales perdidos?.
LAS CAUSAS DE LA DERROTA DEL APRISMO LIBERTEÑO
En mi opinión, primero, las imposiciones de la dirigencia nacional partidaria han sido nefastas, el pueblo tradicionalmente aprista de Trujillo, no ha dejado de ser aprista, ni mucho menos, la consigna fue "castigar" al Partido de Haya de la Torre, ha querido darles una lección a las dirigencias nacionales y regionales, les ha dicho basta, no más a las imposiciones de candidatos incompetentes y abuso al marginar a muchos compañeros capaces y honrados, que se venían repitiendo impunemente en cada proceso electoral, inclusive, en las ultimas elecciones a congresistas, ya se dio muestra de rechazó, no hay que olvidar que Luís Alva Castro, emblemático y eterno parlamentario del PAP, representando a La Libertad, en elecciones internas, apenas llego al sexto lugar y los dirigentes nacionales lo premiaron poniéndolo cabeza de lista en los candidatos en nuestra Región, postergando a otros, que legítimamente sacaron más votos y en los comicios generales termino tercero, a pesar de la intensa campaña que desplegó, después del desconocido Alberto Escudero y del joven, Elías Rodríguez Zavaleta, de su propio Partido. Esta vez, el pueblo aprista, optó por la única manera de expresar su rechazó, votando en contra de las candidaturas oficiales impuestas por la cúpula partidaria y de la mal denominada COMISION POLÍTICA del CEN, cuya labor no es precisamente seleccionar candidatos.
Es inadmisible, que un partido histórico como el APRA con 76 años de vigencia en la vida política nacional, donde ha superado situaciones más difíciles y resultados electorales tan adversos, y con estrategas, cuadros electorales capacitados, incluso, fuera del País, cometan errores tan burdos y torpes.
Segundo: Los dirigentes nacionales y regionales no pueden o no quieren hacer cumplir sus propias Directivas que emiten. Si la mala selección de candidatos a alcaldes y regidores, principalmente, ha sido una de las causas que han generado esta debacle electoral, pues bien, ellos, los dirigentes, tienen la culpa, porque han vulnerado las normas electorales del caso, hicieron del Plenario Regional en nuestra ciudad, un verdadero evento caótico, que terminó con escandalosos enfrentamientos, rotura de puertas y actas, apagones, denuncias de participación de delegados espúreos, no elegidos en sus bases, con el desaforo del propio Presidente del Tribunal Electoral, acusado de imparcialidad, expulsado arrastras del local y protegido por la policía nacional, algo insólito, nunca ocurrido en nuestro Partido, y lo mas importante, sin ningún tipo de elección valida, sea para alcaldes y regidores de las provincias y distritos, como lo establecía la directiva nacional. La Secretaria Regional del PAP y pre candidata al gobierno regional, Miriam Pilco Deza, lo ha justificado, porque según ella, “a sus delegados no le permitieron ingresar y se desato la violencia”. Estas declaraciones están publicadas en los periódicos de nuestra ciudad, y los medios de comunicación radiales, lo hicieron comidilla permanente. Como la ven. ESTA CLARO QUE SUS INTERESES ELECTORALES PROPIOS PREVALECIERON SOBRE LOS INSTITUCIONALES.
Tercero: El Plenario Nacional, donde solo participaban delegados elegidos en bases, de acuerdo a la misma directiva, sólo debía elegir a los candidatos a la región y alcaldes y regidores de la municipalidad provincial, capital de la Región, terminó en un zafarrancho completo, eligiendo, todos contra todos sin respetar su ambitos jurisdiccionales y allí están los casos: Si Moisés Arias Quesada, le ganó la candidatura oficial, por un voto, al actual burgomaestre de la ciudad de Trujillo, Martín Sifuentes Palacios, (saco trece votos contra doce de su oponente) porque no se respetó la Elección del Ing. Ramón Capristán Rodriguez, pre candidato a alcalde en el Distrito El Porvenir, que también le ganó a Pedro Ordóñez Lindo, por un voto, éste último candidato reeleccionista, desprestigiado, de pésima gestión municipal, pero impuesto desde Lima, ha sido totalmente derrotado, sin llegar siquiera al segundo lugar, ha quedado tercero, con apenas 22% de la votación. Otros casos como en el distrito de Laredo, la tierra de los tigres que tomaron el cuartel O'donovan el 7 de juliode 1932, ha ocurrido lo mismo, la Dra. Deisy Gonzáles, a última hora, fue sustituida por el abogado, Manuel Toribio Vinces, hijo del ex dirigente distrital y conocido "moñero", Manuel Toribio Medina, resultado: perdió la elección distrital y ganó el ex alcalde, Miguel Chávez de APP. En el histórico distrito de Moche, fue de ribetes escandalosos, el candidato reeleccionista, Henry Sachún Castro, desprestigiado a lo largo de sus cuatro años de gestión municipal, pero, amadrinado por Miriam Pilco y la congresista Mercedes Cabanillas, irremediablemente, mordió el polvo de la derrota, dejando el distrito mochero a manos del candidato apepista. En los distritos más pequeños, Simbal, Poroto, con candidatos reeleccionista y Huanchaco, también perdimos.
EN LAS PROVINCIAS LIBERTEÑAS
El caso de la aspirante provincial de Sánchez Carrión, Elizabeth Rondo Layza, actual consejera regional, tambien le ocurrió lo mismo, ganó su candidatura en el plenario nacional, por un voto, a su férreo opositor y compañero de Partido, Héctor Rodríguez Barbosa, que se presentó como reeleccionista, relegando a la autentica  ganadora del proceso interno, ha sido derrotado por Carlos Loyola Márquez, perdiendo así esta Provincia, tan importante para el aprismo liberteño, en algún momento, Héctor Rodríguez, muy eufórico, me comentó que "pensaba quedarse 20 años como alcalde provincial", es obvio, que la soberbia de nuestros candidatos también a pesado para sus derrotas; similar a ocurrido en la provincia de San Pedro de LLoc, allí no hemos ganado en ningún distrito ni provincia, practicamente, hemos desaparecido electoralmente en esta provincia arrocera; en Chepen, logramos retener el concejo provincial, con Wilfredo Quesquen Terrones, que fue a la reelección y de Santiago de Chuco, ni siquiera candidato provincial hemos podido presentar, por inoperancia e ignorancia y líos internos, es la segunda vez, que en la tierra del poeta César Vallejo, el PAP no participa en elecciones municipales, ¿ Que pecado hemos cometido? se preguntan los viejos apristas santiagueros.
Demás esta decir de provincias alejadas, como Bolívar, donde hace mucho tiempo no se gana una elección municipal, ni en la provincia ni en los cinco distritos que lo conforman, prácticamente, la dirigencia regional del partido, han abandonado a esta provincia y de alli nuestra derrotas, especialmente, en elecciones municipales, en regionales y presidencial nacional los resultados son diferentes, es que acaso ¿ los candidatos  ediles  son rechazados por sus pueblos, entonces porque se insiste en ellos?. 

En Pataz, provincia minera, con su capital Tayabamba, aquí se ha perdido en distritos como Huaylias y en Parcoy, ganados con mucho esfuerzo en la elecciones municipales anteriores ( noviembre del 2004), en este último distrito minero, al no tener el cupo reglamentario de mujeres en la lista presentada, fuimos eliminados de la competencia electoral y nos  quedamos sin candidatos, en los otros distritos tambien perdimos, salvo en Pataz, que salvo nuestro capote, parece increible que nuestros personeros hayan incurridos  en semejantes errores.
En la provincia de Gran Chimu y sus distritos, también fuimos derrotados totalmente, ya no son caudales electorales de aprismo liberteño. Se han salvado provincias históricas como Viru y Ascope, pero con derrotas electorales en casi todos los distritos, la pugna interna  por copar las candidaturas electorales  nos hace mucho  daño y nos presenta como un partido dividido, ambiciosos, carente de un programa de gobierno municipal  a favor de los pueblos y sin atractivo para las electores independientes, sumados  a candidatos  serveramente cuestionados en su conducta moral y ética, nuestras derrotadas estan cantadas.
En la provincia de la fe, Otuzco, se perdió ajustadamente, ganándose en distritos como Salpo y Sinsicap. Cabe indicar que el distrito de Agallpampa, la solicitud de inscripción de la lista aprista fue denegada, por no tener el cupo de los jóvenes que obligaba la ley electoral y nos quedamos sin participar, si no la historia hubiera sido otra. La provincia de Julcán, esta vez, salvo el capote en el ande liberteño. Alli  ganamos la municipalidad provincial y el distrito de Huaso, con Ladimir Mercedes, pero, perdimos en el distrito de Carabamba. 
Cuarto: La organizacion partidaria en la región La Libertad, especialmente en la sierra, es prácticamenete inéxistente, no existe trabajo político partidario, la presencia de algunos compañeros  que apenas prestan sus casas para locales electorales en época de campaña no es suficiente, existe una desmovilizacion permanente, los dirigentes distritales escasean, sin recursos y la falta de asistencia dirigencial desde Trujillo, sede del COMITE EJECUTIVO REGIONAL, es un causa importante  de este análisis.
¿QUE PASA CON NUESTROS MILITANTES?
En el distrito de La Esperanza, se ha comentado que mejor candidato hubiera sido el actual alcalde, Juan Namoc Medina, pero, en Lima, la dirigencia nacional se la jugó por Wilmer Sánchez, secretario general distrital, pero, de poca experiencia electoral y que tuvo que soportar una intensa contra campaña mediática de sus propios compañeros, inclusive, se alude que Namoc y la regidora Luz Méndez, vinculada al gobierno regional, como cuñada del Presidente, Homero Burgos, habrían sido sorprendidos haciendo campaña en contra, en clara traición al Partido. Un proceso disciplinario de expulsión los esperaría en los próximos días.
¿Habrá ocurrido lo mismo en los diferentes escenarios electorales del pasado 19 de noviembre?. ¿Estamos institucionalizando una cultura de la traición en comicios electorales, cuando no nos ponen de candidatos o a quienes queremos como tales?
Nuestro viejo y vigente Partido Aprista, tiene que tener una alternativa y solución, sino vamos a seguir lamentándonos y llorando derrota tras derrotas, es momento de poner fin a esta anómala situación.
Y si revisamos caso por caso, vamos ha encontrar estas anomalías, entonces, en mi opinión: La primera conclusión es que la dirigencia nacional del PAP, encabezado por el Secretario Nacional y congresista, Mauricio Mulder, son responsables directos de esta derrota, que dicho sea de paso es a nivel nacional, de doce regiones ganada en elecciones del 2002, nos hemos reducido solo a dos, La Libertad con José Murgia y Piura con Cesar Trelles, en el resto fuimos derrotados inobjetablemente, a nivel de gobiernos locales, se ha perdido en Piura, Cajamarca, Ayacucho, Arequipa, Tumbes, El Santa, entre los principales. No es cierto que se diga, irresponsablemente, que sacamos la misma votación de procesos electorales anteriores y se minimice esta derrota, sin precisar culpables. Desde hace un tiempo  el PAP, no analiza sus perfomances electorales, por temor seguro de algunos "lideres" a ser despedidos de dirigentes, pero, se hace  necesario,  para corregir  errores y no para estigmatizar compañeros.
En Lima, como ya es costumbre, a duras penas, ganamos en dos distritos pequeños. Todo ello en el marco y circunstancias de ser gobierno nacional. No podemos echarle la culpa al Presidente García, pues, los sondeos de opinión a su gestión gubernamental son del 60 % de aprobación.
EN LA REGION LA LIBERTAD
Segunda Conclución: A nivel regional, obviamente, la responsabilidad recae en el comité político regional y su actual secretaria regional, Miriam Pilco Deza, quien desde el mes de agosto hasta las vísperas del proceso electoral, en su afán de ser candidata a la Presidencia Regional, DESAUTORIZÓ PÚBLICAMENTE a los candidatos oficiales del Partido Aprista, José Murgia Zannier en la Región y Moisés Arias Quezada en la Provincia de Trujillo, acusándolos “de corruptos, de comprar votos a los delegados por dos mil soles” en el famoso Plenario Nacional que citamos, aparte de errores en al conducción partidaria, sin un comando de campaña, debidamente integrado por militantes experimentados en lides electorales, ni plan de campaña como se acostumbra, desprestigiada - caso de su consumo de agua con tarifa social en Sedalib y al Regidor denunciante, lo amenazó con expulsarlo -, sin autoridad, acusada de poner a su familia en los cargos de gestión publica, mas bien con excesos de autoritarismo, y lo peor, lanzando propuestas para cargos de funcionarios públicos, de sus propio dirigentes, a su Secretario de Organización, Luís Yengle Ventura, profesor cesante y con pensión de célula viva en el Congreso de la Republica, lo propuso como gerente del PRONAA, y de un enfrentamiento permanente con los comités políticos, motivado, porque no gozó del apoyo para su candidatura a la Presidencia Regional y podemos sustentarlo, como los casos de las provincias de Julcán, Otuzco, Virú, Pacasmayo, cuyas dirigencias fueron defenestradas a manu militari, los periódicos de la localidad dan cuenta de ello, de manera que, el fracaso electoral del Partido Aprista en La Libertad se llama Miriam Pilco y no se venga con el cuento de que “todos tenemos culpa, desde el Presidente”, eso es una falacia y un insulto a la militancia sacrificada, y en consecuencia no hay que callarnos. O que Cesar Acuña, fundador y candidato a la alcaldía provincial de APP “puso mucho dinero en su campaña”, con ese concepto nunca ganaríamos elecciones y estuviéramos supeditados al dinero para ganar una campaña o esperar competir con pobres.
Tercera Conclución: El actual alcalde provincial, Martín Sifuentes Palacios, no contribuyó con la campaña electoral, por el contrario, es del parecer de muchos, que entorpeció, con obras mal planificadas, a última hora y cuestionadas como la remodelación de la avenida España, óvalo Víictor Larco. Inclusive, en abierta polémica con el candidato de su propio partido, Moisés Arias, en temas como serenazgo, Terminal terrestre, concesión de la limpieza publica, etc. Mas parecían competidores de distinto Partido.
No hay que buscarle cinco patas al gato, no busquemos justificaciones absurdas, perdimos por nuestros propios errores y exceso de confianza, en creer que nunca perderíamos en Trujillo, sumados a las deficientes gestiones no solo de la mayoría de gobiernos municipales, sino también a la del gobierno regional aprista.
HOMERO BURGOS PUSO SU CUOTA
Cuarta Conclución: El Presidente Regional, durante cuatro años sólo se ha dedicado a pelear hasta con su propia sombra, dejando de lado la gobernabilidad que esperaba el pueblo liberteño.
El Dr. Homero Burgos Oliveros perdió la oportunidad de lograr un liderazgo regional que no tenemos, Murgia  nunca fue líder regional y carece de formacion apristas, no le interesa el Partido. Los casos de corrupción en la gestion regional de Homero Burgos, designado como candidato "a dedo" por el propio Alan Garcia, fueron tapados, como el caso del consejero por la provincia de Otuzco, Efraín Cava, que le robo su plata a los pueblos y caseríos de esta provincia, con el cuento de la electrificación rural que nunca llegó, ello explica en parte la derrota del partido en esta provincia y la comisión nombrada por el propio Consejo Regional, llegó a la conclusión, que efectivamente, este representantes regional del PAP "era ladrón" y después de varios meses ante reclamos para su sanción, protegido por el presidente regional, solo fue sancionada con “una severa llamada de atención”, de ripley. Así no podemos ganar elecciones en ninguna parte, el pueblo es muy sensible a actos de corruptela y su negativa a sancionarlos, venga de donde venga deben sancionarse.
Nosotros tuvimos el triste privilegio al saber que nuestro combativo y antiimperialista presidente regional, ganaba el sueldo más alto, en comparación con el resto de presidentes regionales del país y todavía se declaraba discípulo de Haya de la Torre, que tal majadería. Al comenzar su gestión tuve que denunciarlo que solo sus viáticos mensuales superaban los 20,000 mil soles. En su gestión han sido privilegiados personajes oscuros, anti apristas como Jaime Chiguala, Greco Quiroz, Galvanapon, etc. Y su vocación irascible, contestataria, alcanzó hasta los congresistas y dirigentes de su propio Partido, siempre en abierto enfrentamiento. Ademas, que pende una severa investigacion sobre el origén de los fondos que utilizó en su campaña regional, muchos y con razón, lo vinculan con la familia de Perciles Sánchez Páredes, como aportantes de fuertes cantidades de dinero, incluso, el uso de una propiedad de esta desprestigiada familia, en la calle Colon de Trujillo, sede inicial de su local de campaña, la publicacion de fotos de su hermano junto a familiares de este clan. Hay que aprender la lección y no volvernos a equivocar.
En todo campaña hay dirigente y dirigidos y los mayores responsable, sea en triunfos o derrotas son los que dirigen, ya decía el maestro Haya de la Torre: “ser militante aprista es difícil y ser dirigente es mas difícil”, naturalmente, por la responsabilidad que se adquiere y quienes no están a esa altura, deben irse a su casa a descansar y no serán molestados.
Y HORA ¿QUE HACER?
Primero sanear la dirección política de los Comités: Nacional, Regional, Provincial, Distrital y Sectorial, con nuevos dirigentes, que entiendan que los cargos políticos partidarios no son para promover candidaturas al sector público y resolver el problema de “chamba”, o para acomodar a los familiares, que el cargo dirigencial, es trabajo sacrificado e incomprendido y debe ser asumido con una convicción eminentemente partidaria y de mística, y en todo caso, el militante, que en su justo derecho, desea ser candidato a los gobiernos municipales, regionales y nacionales, debe prepararse en esa dirección, porque no puede ser juez y parte, allí esta el kid del asunto, por eso hace algunos años en la Asamblea Estatutaria de Arequipa, en el Estatuto Partidario de 1992, aprobamos que el cargo de dirigente es incompatible con el de funcionario público, inclusive sancionamos la reelección, hoy estamos pagando las consecuencias de incumplir con esa norma estatutaria.
Se hace necesaria la convocatoria al Congreso Nacional Ordinario, en febrero del 2007 y renovar democráticamente los cargos políticos del CEN, Tribunal Electoral, el periodo de su gestión que consagra el Estatuto Partidario ya venció y no tiene autoridad para seguir dirigiendo al Aprismo.
Cualquier modificatoria a la organización partidaria tiene que debatirse y aprobarse en el Congreso como organismo de mayor instancia partidaria soberana. Es más, los dirigentes fracasados y derrotados, no pueden ellos mismos reorganizarse ni reorganizar a los comités políticos.
Segundo: Aprobar las elecciones dirigenciales de todos los niveles partidarios, incluyendo a los organismos funcionales, un voto, un aprista, con la intervención del ONPE, sería lo más apropiado y elijamos a los dirigentes más capaces y honestos, en el PAP nos conocemos, no insistamos con quienes quieren cargos partidarios para usarlos como pivotes en las gestiones públicas o de candidaturas.
Tercero: Relancemos el trabajo partidario insertándolo en la sociedad civil, como lo proponía el presidente Alan García y fue incomprendido.
Paralelo a un trabajo político, ideológico, doctrinario, se necesita formar cuadros técnicos y profesionales en gestión publica, esta tarea debe empezar ahora, no esperar la convocatoria electoral. Dar preferencia a los jóvenes y mujeres. Rechazar las reelecciones que nos hacen daño, todos los militantes deben tener la misma oportunidad, romper las argollas de decrépitos dirigentes, que se creen dueños del Partido, en otros términos la democratización interna es una necesidad impostergable, no hacerla, es contribuir a destruir al Aprismo.
Basta ya de vivir sólo de la historia, heroica y dramática del Aprismo, pero que como gobernantes somos un fracaso e incurrimos en corrupción, no olvidar que somos gobierno no solamente nacional, sino también regional y local, este año, tuvimos la triste noticia de dos alcaldes provinciales del ande liberteño, Julcán y Sánchez Carrión, pertenecientes a nuestro Partido, que terminaron en la cárcel y muchos alcaldes distritales y regidores, gracias a la prescripción, se han salvado de pasar la misma suerte, y cuantos, de esta gestión que ya termina, irán a los tribunales. El daño no solo lo hacen a sus personas, familias, sino también a su Institución.
Trujillo y los distritos serán recuperados, no lo dudamos, pero se necesita, desde ahora recobrar la confianza del pueblo, sin demagogia, ni banalidades y actuando con sinceridad partidaria, las palabras y los discursos caen en el vació, cuando la conducta personal y partidaria es opuesta, de que vale abrazarse públicamente, desayunar juntos, cuando previamente se hacen enfrentamientos públicos y desnaturalizados, por intereses personales, el pueblo es sabio y sabe perfectamente discriminar. Que esta historia no se repita, tenemos tres años para trabajar y recuperarnos, no perdamos el tiempo.
VISIÓN DEL APRISMO AL MEDIANO PLAZO
En cuatro años debemos tener un Partido Democrático, donde las bases sean realmente respetadas y sus decisiones soberanas, no solamente en sus actividades, sino también, cuando constituyan sus cuadros de listas electorales y si se equivocan, que sean ellos y nadie más. Respetuosos de las normas estatutarias, fomentando una cultura de ética y moral.
Un Partido Fraterno, donde la fraternidad, el respeto, sea el eje permanente de nuestro trabajo político. Considerando al militante como el recurso mas importante y por ende su consideración.
Partido con cuadros profesionales y técnicos, debidamente adiestrados para el ejercicio eficaz y eficiente de las gestiones públicas, desterrando el oportunismo, la improvisación, la incompetencia y debidamente ideologizados y adoctrinados.
Partido insertando en la sociedad civil, trabajando en los Consejos de Coordinación Local y Regional, en las Juntas de Vigilancia y Control de los gobiernos locales y en todos los espacios de participación.
Partido identificado con los y las jóvenes, desde las universidades e institutos. Y relanzando los cuadros japistas y comandos universitarios.
EL TRIUNFO DE PEPE MURGIA
No podemos Cerrar estas líneas de REFLEXIONES PRELIMINARES, sin reconocer la notable perfomance electoral, una vez mas, del Ing. José Murgia Zannier, que ganó en todos los distritos de la provincia de Trujillo, incluyendo el distrito capital, con más de 80,000 votos, que significan el 46% de la votación valida, lo vuelven a consagrar, una vez más, ha despecho de sus detractores injustificados, que dicen que es el responsable de la derrota electoral del PAP, no lo creo así, allí esta la cifra, en casi toda la Región La Libertad ha ganado, sólo perdió en la provincia de Bolívar, escenario muy lejano para el Apra liberteña, si recordamos que en las elecciones pasadas del 2001, allí perdió el propio Alan García, ganó Unidad Nacional.
A trabajar compañeros y dejar de lamentarnos. Una nueva etapa debe empezar en nuestro Partido.
                                                                                                   Trujillo, 22 de noviembre del 2006.

Este texto fue publicado en la Revista "OK" N° 110, de Trujillo, dirigida por el periodista RAMON AZABACHE, correspondiente a Diciembre del 2006 y explica la derrota del Partido Aprista en la Ciudad de Trujillo. Víctor Ibáñez Avalos, trabajó muy de cerca con la Dra. Miriam Alicia Pilco Deza, durante los años 1987-1990 en la Municipalidad de Trujillo cuando ejerció el cargo de alcaldeza, y luego como dirigentes en el Comando de Accion, elegidos en el Distrito de VICTOR LARCO en Octubre de 1998 hasta el 2000. El presente complementa el anterior y su objetivo fundamental es analizar los errores cometidos en ese proceso electoral municipal, del 19 de noviembre del 2006, en la  historica ciudad de Trujillo, cuna y tumba de Víctor Raúl Haya de la Torre.





Homenaje a César Adolfo Alva Lescano

EN SU ALOCUCION, VICTOR IBAÑEZ, EXPRESO:

“ES DE LAS PERSONAS, A QUIENES SE LE PUEDE LEER SU BIOGRAFIA COMPLETA”



En el Auditorio de La Asociación de Empleados Municipales, ADEM, se realizó un programa conmemorativo del LXX Aniversario del Fallecimiento del poeta santiaguino, César Abraham Vallejo Mendoza, desde el martes 15 hasta el jueves 17 de abril, a las 7.30 p.m. disertaran los conferencistas: Cristóbal Campana Delgado, “La Identidad Regional y César Vallejo”. Juan Paredes Carbonell, sobre “El Grupo Norte y César Vallejo”. Blasco Bazàn Vera,”Los Amigos de Cesar Vallejo” y Teodoro Rivero-Ayllón, “Los Amores de César Vallejo”. La nota poética lo pusieron la actriz profesional y profesora universitaria, Bertha Malabrigo de Vertiz y el Dr. Eleodoro Radas Palacios.

Dentro de este programa se consideró una actuación especial de homenaje al educador casquino, radicado en nuestra ciudad, Dr. César Adolfo Alva Lescano, catedrático de Lengua y Literatura, Presidente del Instituto de Estudios Vallejianos, que fundara el Dr. German Patrón Candela, maestro, educador de generaciones que pasaron por las aulas del Colegio Nacional San Juan, donde el homenajeado, fue profesor y director, además de maestro universitario con mas de 40 años de labores en la Universidad Nacional de Trujillo y en la Universidad Antenor Orrego. El homenaje estuvo cargo del intelectual y miembro de la ADEM y de La Asociación Cultura y Desarrollo, Víctor Ibáñez Avalos. Durante el homenaje se dio lectura a un Email enviado desde la Universidad de Obregón, EE.UU., por el prestigiado escritor, Eduardo Gonzáles Viaña, recordado que “Don César Adolfo Alva Lescano, aparte de maestro, es también notable poeta y escritor”. Nuestra REVISTA ENTERATE, cubrió las exitosas veladas literarias y reproducimos el Discurso de Homenaje que pronunciara nuestro colaborador, Víctor Ibáñez Avalos, al Prof. Adolfo Alva:

Buenas Noches Damas y Caballeros:

Con la venia de la mesa que preside el Dr. Juan Lezama Tirado, presidente de la Asociación Cultura y Desarrollo, del prof. José Mendoza Black, presidente de la ADEM, instituciones organizadores del evento en homenaje al vate universal y para orgullo nuestro santiaguino y liberteño, César Abraham Vallejo Mendoza, al cumplir los 70 años de su fallecimiento y con la presencia del Dr. Cesar Adolfo Alva Lescano, voy a cumplir con el encargo -muy difícil para mí, por cierto- de nuestra Asociación Cultura y Desarrollo, que acordó en esta primera presentación pública, rendirle un homenaje especial a nuestro maestro, César Adolfo.

Son tres facetas que, a mi modesto juicio, debemos reconocer, primero, su labor infatigable de educador, de escritor, poeta y finalmente el del hombre leal a su credo político. Una información básica biográfica de nuestro homenajeado, a punto de cumplir 90 años, de vigorosa y respeta longevidad, nos enseña que nació en el distrito de Cascas, un 12 de octubre 1919, cuando aun pertenecía a la provincia de Contumasa, Departamento de Cajamarca, pero, ahora, es parte de la provincia Gran Chimu y por ende liberteño, de esa simbiosis telúrica, surge la personalidad de nuestro homenajeado, pero, en su pueblo andino, el niño César Adolfo, realizó sus estudio iniciales y primarios y va forjando su identidad natural, genuina. Entonces, Cascas tenia el paisaje serrano clásico; sus cerros majestuosos, ríos caudalosos, plantaciones y arborización agrestes, el viejo puente de madera, calles polvorientas, casitas de adobe y barro, con sus gentes, humildes, valerosos y nobles; hoy, es una ciudad pujante, lo visité en el mes de febrero, por “la fraternidad”, a invitación del comité político del PAP y cuyos pobladores, pude comprobar, mayoritariamente, se dedican al cultivo de la vid, convirtiéndose en un verdadero emporio, de vinos y pisco, lamentablemente, en nuestro país, existe mucho recelo y a la fecha, no cuentan con el permiso para ponerle a sus piscos, el nombre tal, pues, la marca esta reservada solo para Ica, y ellos tiene que ponerles “aguardiente”, “puro de uva”, etc., ojala que algún parlamentario, en homenaje a César Adolfo, se acuerde de presentar ante el Congreso una Ley, que amplié el permiso de colocar la marca de pisco hasta la provincia Gran Chimu.

Luego se traslado a la costa, junto con sus familiares, Trujillo, capital regional, ejerció ese magnetismo y atracción migratoria, así la familia Alva Lescano, arribó a nuestra ciudad y el púber César, pudo culminar sus estudios secundarios y luego profesionalizarse en la Universidad Nacional de Trujillo, escogiendo la carrera de maestro en Lenguaje y Literatura. Al terminar sus estudios y después de obtener el grado de doctor en Educación, inicio su brillante carrera cono educador, ingresando a laborar en el colegio nacional San Juan, donde alcanzó todos los cargos, desde profesor de aula, hasta la Dirección de Plantel, y siempre por concurso, durante el gobierno dictatorial del General Manuel Odria, de manera que nunca uso de la influencia política para promoverse en cargos y ese es el primer valor que hay que reconocer, allí, en el tradicional colegio canario, formó y educó cientos de generaciones, durante cuarenta años, pero, simultáneamente, en la UNT, nuestra alma mater, ingresó a labora en 1948 en la vieja Facultad de Letras, como auxiliar de prácticas, a la edad de 29 años, prácticamente, uno de los profesores mas jóvenes, luego, ha desempeñando las cátedras de Lenguaje y Literatura, conociendo de cerca y trabajando al lado del gran amauta y filosofo, Antenor Orrego Espinosa, entonces Rector de nuestra primera casa de estudios, cesó en 1983, pero, es importante acotar, que recogiendo el pedido del fundador del APRA, Víctor Raúl Haya de la Torre, para que la juventud estudiosa de Trujillo, tenga una Normal Pedagógica, en la década del 60, contribuyó a la fundación de la recordada Normal Indoamerica, prestando sus servicios adhorem, vale decir, sin cobrar sueldo. Su carrera de educador fue brillante y lo prueban la cantidad de reconocimientos y preseas que tiene en su hogar y que son el orgullo de su familia. La cátedra universitaria también lo ejerció en la Universidad Antenor Orrego

Como escritor y poeta, ha publicado cinco libros, desde 1944, en que publicó su obra en verso titulada “ROMANCERO”:

Siete gaviotas volaban
sobre el altar de la pena
siete lágrimas vertidas
sobre el camino sin vuelta.
Manifestando tormento
las gaviotas voladoras
al verse triste y solas.

Luego, apareció su “LEYENDAS DE TRUJILLO Y SUS ALREDEDORES”, y como profesor, doce obras para el aprendizaje del Castellano y Literatura. Fue el primer Presidente de la Asociación Nacional de Escritores y Artistas del Perú, filial Trujillo. De él se dice -El Centro de Investigaciones Literarias de la UNT-, cito textualmente: “Que es pionero de las letras liberteñas y es uno de los pocos escritores que ha dado a su poesía la métrica tan dejada de lado para dar paso al verso libre, sin embargo, nos interioriza con sus creaciones a un mundo lleno de confesiones humanas”.

Como político su identidad absoluta y leal con el APRA, partido en el que milita desde joven y mantiene su lealtad durante toda su vida, convocado por el mensaje de justicia social que predicó el maestro, Víctor Raúl Haya de la Torre, caló muy hondo en el joven escritor. A él no lo podemos ubicar en otros partidos, no ejerció el transfugismo político, tan de moda ahora, en los politicastros nacionales, en las buenas y en las malas, se mantuvo leal a su viejo Partido, sufriendo muchas postergaciones, pero, con la frente alta y la sonrisa ancha. Nunca le vimos poniéndole zancadillas a nadie o peleando por un puesto o curul publico, a pesar que tuvo meritos mas que suficientes, él si supo lo que es servir y no servirse de la gestión publica. Ah, si el PAP lo hubiera tenido alguna vez como representante en la función publica, no nos avergonzaría con cada escandalete que protagonizan nuestros dirigentes y clase política actual, que gran diferencia, pero, así es la vida, compañeros.

A personas como Cesar Adolfo, si podemos leerle su biografía completa y exponerla a las nuevas generaciones como verdadero paradigma de ética, honradez, lealtad y sabiduría. En sus años otoñales, Cesar Adolfo, no se ha refugiado en la pasividad, sigue escribiendo, publicando artículos sobre su especialidad, en diversas revistas y periódicos y desde hace cinco años, a la muerte del gran benefactor de la cultura, German Patrón Candela, preside el Centro de Estudios Vallejanios, en cuya revista anual, encontramos siempre artículos de la magistral pluma de Cesar Adolfo. Podemos repetir juntos, con el viejo poeta:

Soñé que la vida era ilusión
y cuando desperté
comprendí que era deber

Y ese fue el karma de Cesar Adolfo, por todo eso, hoy le tributamos nuestro sincero homenaje y demos gracias a Dios y a él, por habernos dado ejemplo con su vida. Muchas Gracias.